En el mes de noviembre del 2022 nos percatamos que se comenzaron a realizar actividades ilícitas de remoción de vegetación forestal, remoción de suelo forestal, colocación de tuberías, apertura de caminos acopio de madera, construcción de una presa privada, invasión de la zona federal de un río, entre otras; lo anterior con la finalidad de realizar un conjunto habitacional. Derivado de esto se presentó una denuncia ante la Profepa la cual en el mes de febrero nos notificó que se llevó a cabo la visita de inspección en la cual el responsable del proyecto no acredito contar la autorización de impacto ambiental correspondiente por las actividades realizadas y se impuso una medida de seguridad, de acuerdo con la legislación ambiental vigente. Sin embargo, las acciones ilícitas continuaron y los ciudadanos dieron vista a Profepa de estas acciones mediante una ampliación de denuncia.